LAS ARMAS: UNA CRISIS EN TURQUÍA QUE VA ESCALANDO

  • O UNA CRISIS QUE VA ESCALANDO

Publicado: 9 abr 2019 19:34 GMT

  1. Pompeo: EE.UU. advirtió a Turquía que no podrá formar parte del programa de creación de los F-35 si compra los S-400 de Rusia

El pasado 5 de abril, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, confirmó la culminación del acuerdo entre Ankara y Moscú para adquirir los sistemas antimisiles S-400.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha señalado este martes que Turquía no podrá participar en el programa para crear y adquirir los bombarderos F-35 después del despliegue de los sistemas de misiles antiaéreos S-400 que ese país comprará a Rusia, durante una audiencia de un subcomité del Senado de EE.UU.

Soldados estadounidenses junto a un sistema de misiles antiaéreos Patriot en las cercanías de la ciudad de Siauliai, Lituania, el 20 de julio de 2017.Erdogan explica por qué Turquía prefirió los S-400 rusos a los Patriot de EE.UU.

El pasado 5 de abril, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, confirmó la culminación del acuerdo entre Ankara y Moscú para adquirir los sistemas antimisiles S-400 y espera recibir esos dispositivos el próximo julio.

Asimismo, este lunes Erdogan reiteró durante una reunión con su homólogo de Rusia, Vladímir Putin, que nadie puede obligar a su país a no comprar los S-400 rusos porque se trata de “un derecho soberano”.

Por su parte, el Pentágono aún presiona para que los turcos abandonen su plan de adquirir armamento a los rusos, argumentando que no son compatibles con las defensas de la OTAN y que su adquisición comprometería la seguridad de la Alianza.

La semana pasada, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, cuestionó el estatus de Turquía en la OTAN y afirmó que Ankara debe elegir entre mantener su peso “como socio crucial” de la Alianza o tomar decisiones imprudentes que socaven esa organización.

Turquía ha insistido durante mucho tiempo en que, como nación soberana, tiene el derecho de elegir a sus socios comerciales y proveedores de armas, enfatizando que comprar sistemas rusos es vital para la defensa nacional del país en el contexto del conflicto sirio justo a sus puertas

Además de las tensiones por los acuerdos de armas, Turquía ha expresado su preocupación por el apoyo de Washington a las milicias kurdas que están a la vanguardia de las Fuerzas Democráticas Sirias. Ankara considera a las fuerzas kurdas tanto en Siria como en Irak como una extensión terrorista del Partido turco de los Trabajadores del Kurdistán

Fuente: Pompeo: EE.UU. advirtió a Turquía que no podrá formar parte del programa de creación de los F-35 si compra los S-400 de Rusia. El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo. Erin Scott / Reuters

  • abr 2019 16:36 GMT.
  • Erdogan: “Nadie nos puede obligar a no comprar los S-400 rusos”

Este lunes, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha mantenido conversaciones con el líder turco, Recep Tayyip Erdogan, quien llegó a Moscú con una visita de trabajo.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha informado que en la reunión con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, discutieron la cuestión del suministro del sistema ruso de defensa aérea S-400, así como otros proyectos de cooperación técnico-militar actuales y futuros.

“Discutimos el estado de cooperación entre Rusia y Turquía en el campo técnico-militar, en particular la implementación del contrato para el suministro a Turquía del sistema de defensa aérea S-400 Triumf. También se trataron otros proyectos actuales y prometedores en el marco de la cooperación técnico-militar”, dijo Putin en una conferencia de prensa tras celebrar las conversaciones con el presidente turco en la capital rusa.

Sistemas de defensa antimisiles S-400 “Un paso atrás está descartado”: Turquía reafirma su compromiso de comprar sistemas antimisiles rusos S-400 pese a la presión de EE. UU.

Por su parte, Erdogan ha reiterado que nadie puede obligar a su país a no comprar los S-400 rusos, ya que este es “un derecho soberano” de Turquía. El Pentágono presiona para que Turquía abandone su plan para adquirir el armamento de Rusia con el argumento de que, en caso contrario, pondría en peligro la operación para adquirir cazas F-35 de próxima generación y sistemas Patriot estadounidenses.

La solución en Siria

Asimismo, en la rueda de prensa Vladímir Putin ha afirmado que Rusia y Turquía seguirán trabajando sobre el tema sirio en el formato de Astaná y ha resaltado la importancia de preservar la soberanía territorial del país árabe.

Según el líder ruso, es imposible alcanzar una solución política en Siria sin antes resolver el problema del terrorismo en Idlib. Moscú planea resolverlo junto con Ankara.

“Se prestó gran atención a la situación en Siria. Me gustaría destacar que Rusia y Turquía continuarán su cooperación efectiva con la participación de Irán en el formato de Astaná. Ahora que las principales fuerzas de los terroristas han sido derrotadas, es importante centrarse en la estabilización final en el terreno y avanzar en el proceso de solución política de acuerdo con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo Putin, quien agregó que también se acordó hacer todo lo posible para “facilitar la pronta puesta en marcha de la labor del comité constitucional” en Siria.

El mandatario ruso afirmó que durante las conversaciones las partes discutieron las condiciones de la desescalada de tensión en Idlib. “Espero que los esfuerzos conjuntos ayuden a normalizar la situación (…) y, en última instancia, conduzcan a la neutralización del enfoque terrorista”, subrayó Putin, señalando que tanto Rusia como Turquía reiteran la necesidad de respetar el principio de la soberanía, independencia e integridad territorial de Siria.

Proyectos energéticos

El presidente ruso calificó la construcción de la central nuclear Akkuyu como uno de los proyectos clave entre los dos países en el sector energético. Según sus palabras, la puesta en funcionamiento del primer bloque de la planta está programado para 2023. “En esta etapa, es necesario atraer fondos adicionales y concluir acuerdos relevantes con potenciales inversionistas turcos”, dijo Putin.

El presidente también abarcó los preparativos para la puesta en marcha del gasoducto Turkish Stream. Erdogan, a su vez, anunció que la parte terrestre del gasoducto se construirá antes de fin de año. En respuesta, Putin expresó su confianza en que el gasoducto y la central nuclear de Akkuyu se pondrán en servicio a tiempo.

  • 5 de abril  

3.  Erdogan explica por qué Turquía prefirió los S-400 rusos a los Patriot de EE.UU.

Ankara da por cerrado el acuerdo con Moscú sobre la compra de sus sistemas antimisiles, cuyo suministro espera para el próximo mes de julio.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha confirmado este viernes la culminación del acuerdo con Rusia sobre el suministro de los sistemas antiaéreos S-400, y ha explicado por qué prefirió el armamento ruso a los Patriot de EE.UU.

“Hemos finalizado el acuerdo sobre los S-400 […] Le ofrecimos a EE.UU. comprar sus Patriots, pero no nos dieron una oferta adecuada. Así que ahora el acuerdo de S-400 está cobrando vida y esperamos los suministros para julio”, indicó el presidente turco durante una entrevista con el canal local Haberturk TV.

El mandatario recordó que su país aún sigue pagando la compra de los sistemas, y que en la reunión que mantendrá el próximo lunes con su homólogo ruso, Vladímir Putín, “los S-400 ocuparán un lugar importante”.

Oídos sordos ante las amenazas

Esta misma semana el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, cuestionó el estatus de Turquía en la OTAN, afirmando que Ankara debe elegir entre si mantener su peso “como un socio crucial” de la Alianza o tomar decisiones imprudentes que socaven la organización.

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, Washington, el 25 de marzo de 2019.Pompeo advierte sobre “consecuencias devastadoras” si Turquía emprende acciones militares en Siria

Con estas palabras el vicepresidente de EE.UU. respondió a una declaración del canciller turco, Mevlut Cavusoglu, que horas antes recalcó que Turquía no dará marcha atrás en la adquisición de los sistemas antimisiles rusos.

La declaración de Erdogan tensa aún más la difícil relación entre Ankara y Washington, enfrentados tras la firma del acuerdo turco-ruso. EE. UU. ha advertido al Gobierno turco de las “graves consecuencias” que afrontará si no abandona sus planes de adquirir los S-400, argumentando que no son compatibles con las defensas de la OTAN y que su adquisición comprometería la seguridad de la Alianza.

En su intento por hacer que las autoridades turcas cambien de opinión, Washington advirtió a Ankara que “no obtendrá los F-35 ni los Patriot” estadounidenses. Sin embargo, Turquía se negó a aceptar la oferta de EE.UU.a cambio de renunciar al acuerdo con Moscú.

Turquía ha insistido durante mucho tiempo en que, como nación soberana, tiene el derecho de elegir a sus socios comerciales y proveedores de armas, enfatizando que comprar sistemas rusos es vital para la defensa nacional del país en el contexto del conflicto sirio justo a sus puertas.

Además de las tensiones por los acuerdos de armas, Turquía ha expresado su preocupación por el apoyo de Washington a las milicias kurdas que están a la vanguardia de las Fuerzas Democráticas Sirias. Ankara considera a las fuerzas kurdas tanto en Siria como en Irak como una extensión terrorista del Partido turco de los Trabajadores del Ku rdistán.

 Fuente: Erdogan explica por qué Turquía prefirió los S-400 rusos a los Patriot de EE.UU.

Soldados estadounidenses junto a un sistema de misiles antiaéreos Patriot en las cercanías de la ciudad de Siauliai, Lituania, el 20 de julio de 2017.

Ints Kalnins / Reuters.