La Rosetta toma la primera foto de su sombra.

La nave espacial Rosetta ha fotografiado por primera vez su propia sombra proyectada sobre el cometa 67P/Churiúmov-Guerasímenko. La imagen fue captada a una distancia de 6 kilómetros, lo que significa el momento de mayor aproximación al cuerpo celeste. La Rosetta está orbitando alrededor del cometa para observar su activación cuando se acerca al Sol.

La cámara de la Rosetta que logró obtener las fotografías con resolución récord fue la OSIRIS. Cada pixel en las tomas corresponde a 11 metros de la superficie del cometa, escribe el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar.