Demostrado: los ‘hackers’ pueden acceder al control de los trenes y a los datos de los pasajeros

Demostrado: los ‘hackers’ pueden acceder al control de los trenes y a los datos de los pasajeros

Una nueva investigación en el Reino Unido alerta del peligro del uso del WiFi en los trenes y ofrece consejos para protegerse.

Los ‘hackers’ pueden acceder a los datos personales de los pasajeros del sistema ferroviario e incluso hacerse con el control del tren a través de la red WiFi, informa el medio The Register. A esta conclusión han llegado los investigadores de la compañía británica Pen Test Partners, como explicaron en una conferencia celebrada a principios de este mes en Londres.

En un artículo publicado en la página web de Pen Test Partners, Ken Munro ofrece una serie de pautas de verificación rápida para que los usuarios se aseguren de que una red de WiFi es segura. “En la mayoría de los casos, [las redes] son bastante seguras, aunque si el WiFi funciona o no es otro asunto”, afirma Munro.

Se han registrado varios casos en los que los piratas se aprovecharon de la conexión entre la red inalámbrica a la red cableada al encontrar un servidor de base de datos con credenciales predeterminadas. Ello les permitió acceder, por ejemplo, a los datos de la tarjeta de crédito de los clientes que pagan para poder usar el WiFi, incluidos el nombre del pasajero, dirección y detalles de su tarjeta.

¿Cómo protegernos del ataque de los ‘hackers’?

En primer lugar, el problema estriba en la falta de segregación entre las redes de WiFi. Los expertos afirman que ello podría resolverse asegurando que el ‘hardware’ esté completamente aislado y físicamente de los pasajeros. La interfaz de administrador del enrutador inalámbrico tampoco debe ser accesible para los pasajeros.

Además, se ha descubierto que parte del problema es la falta de seguridad, que podría ser resuelto al aumentar la complejidad de las credenciales de inicio de sesión.

El mes pasado The Register publicó una encuesta en la que se arrojaba el dato de que la mayoría de los consumidores de Internet se exponen a potenciales delincuentes simplemente por no cambiar la contraseña y la configuración de seguridad en sus enrutadores.

Foto: Demostrado: los ‘hackers’ pueden acceder al control de los trenes y a los datos de los pasajeros. Foto ilustrativa. Peter Gercke / www.globallookpress.com