30 Años del Centro Nuclear de Huarangal

Por: Dr. Rolando Paucar Jáuregui

Hace 30 años nació para los peruanos el desarrollo nuclear en nuestro país, con la inauguración del más grande complejo de ciencia y tecnología de la historia del Perú, el Centro Nuclear de Huarangal.

El invitado al programa nos comentó que perteneció a la primera generación de jóvenes que fue enviado al extranjero a perfeccionarse para cumplir funciones en la central… anécdotas como esta es una muestra de las anécdotas que nos fue narrando para luego decirnos en palabras entendibles para el común de los peruanos lo que nos da y nos podría dar la energía nuclear en el país, Su nombre Rolando Paucar – físico nuclear y fundador de la Central Nuclear de Huarangal.

“Si bien el balance de estos años no es malo, sin embargo, podría ser mejor si se hubiera tenido una política científica sostenida con un plan estratégico de largo plazo como si hubo en Argentina y Brasil y que han permitido que actualmente estos países estén a la vanguardia en la región y en el mundo en el asunto nuclear”, manifestó Paucar.

Para el especialista este proyecto representó una serie de grandes desafíos para el Perú, tal vez uno de los más importantes fue el tema de los recursos humanos. un grupo de jóvenes estudiantes fue enviado a los centros atómicos de Argentina a capacitarse específicamente para la puesta a crítico del reactor nuclear de potencia (rp10), el mismo que sería inaugurado junto al Centro Nuclear de Huarangal. “yo tuve la fortuna de ser parte de ese grupo de jóvenes, quienes en ese entonces no sabíamos la magnitud del impacto que ese proyecto traería para nuestro el país y nuestras vidas”, indicó.

“El Centro Nuclear de Huarangal comprende diferentes instalaciones, el rp10, el laboratorio de física experimental de reactores, el laboratorio de ciencias, planta de producción de radioisótopos, laboratorio secundario de calibraciones y la planta de gestión de residuos radiactivos. En todos ellos se cumple una importante labor dentro del conglomerado de investigación y desarrollo de nuevas tecnologías. La ciencia que se practica en sus laboratorios no tiene límites por lo que las investigaciones son de primer nivel y reconocidos internacionalmente”, informó el experto nuclear.

Usos del complejo nuclear

Según Rolando Paucar los principales usos y servicios del reactor rp-10 se dirigen a la tecnología de reactores nucleares, producción de radioisótopos, ciencia de materiales, análisis por activación neutrónica, capacitación y entrenamiento en tecnología de reactores nucleares. El corazón del centro nuclear se encuentra el reactor nuclear de potencia 10 (rp-10) de 10 mw de potencia térmica. “el rp-10 es una instalación nuclear donde se controla la fisión nuclear, que consiste en la ruptura del núcleo atómico del uranio-235 (u-235) con una gran liberación de energía, neutrones y emisión de radiaciones. Los neutrones producidos de esta manera son utilizados para la investigación y producción de radioisótopos”.

“La utilidad más importante que ha tenido y tiene el centro nuclear se encuentra en la planta de producción de radioisótopos. Producción destinada a las aplicaciones en medicina nuclear para el diagnóstico de enfermedades, el tratamiento de patologías tiroideas y más recientemente para el tratamiento de terapias del dolor en enfermedades terminales. Los hay para usos en la industria para el perfilaje de pozos petroleros, interconexión de acuíferos, estudio de fugas de embalses, en la detección de fallas en la soldadura. En la agricultura para optimizar el uso de fertilizantes, entre otras aplicaciones”.

Me quedo con las palabras de Einstein que decía: “es de ilusos creer que haciendo lo mismo los resultados van a ser diferentes”, espero que en los próximos años el Centro Nuclear de Huarangal se abra al cambio y a las nuevas innovaciones tecnológicas que le den un nuevo brillo a lo que es y será sin duda la mayor inversión del estado peruano en ciencia y tecnología, agregó.

No hay duda que la energía nuclear bien asistida y orientada debidamente ayuda a que la vida prosiga su curso. Habrá que recordarnos que también nosotros somos energía.