Los equipos de Huawei presentan “serios” riesgos de seguridad, según el gobierno británico


DANIEL J. OLLERO

@danieljollero

La empresa asegura tomarse “muy en serio” el contenido del informe oficial sobre su tecnología para infraestructuras críticas

Seguridad. España deja el futuro de sus telecomunicaciones en manos de empresas chinas acusadas de espionaje

Empresas. Huawei guarda un sistema operativo ‘en la manga’ por si sus tensiones con Estados Unidos afectan a Android

Lanzamiento. Huawei P30 Pro, un teléfono con una cámara que ve mejor que tú

El gobierno de Reino Unido ha advertido que los equipos de telecomunicaciones de Huawei presentan “serios” riesgos problemas de seguridad.

Se trata de un informe cuyas conclusiones podrían ahondar en los problemas que enfrenta la compañía de cara a su implantación como proveedor de infraestructura 5G en distintos países de Europa, contra el criterio de Estados Unidos y de algunos altos cargos de la Unión Europea que acusan a Huawei de espiar para China.

El documento de 46 páginas esta realizado por La Junta de Supervisión del Centro de Ciberseguridad de Huawei en Reino Unido, formada por personal de agencias gubernamentales británicas que se encargan de velar por el cumplimiento de los estándares de seguridad y la legalidad británica.

El informe recoge la existencia de “defectos subyacentes” en el software de la compañía y en los procesos de ciberseguridad que supondrían un “aumento significante del riesgo para los operadores de la Unión Europea”.

Estos descubrimientos ahondan en las advertencias de Estados Unidos sobre el empleo de la infraestructura de Huawei como canal para el espionaje chino. La potencia norteamericana exige a sus aliados que no utilicen infraestructura de Huawei y, en caso de hacerlo, ha amenazado con dejar de compartir información de inteligencia, que resulta vital para España en la lucha antiterrorista.

Unas acusaciones a las que la empresa ha respondido en determinadas ocasiones. “No dejamos ninguna puerta trasera para ningún gobierno, por supuesto, incluido el chino”, aseguraba el jefe de negocio mundial de Consumo de Huawei durante el Mobile World Congress.

Sin embargo, destacados mandatarios de la UE como el Vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario europeo del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, vienen avisando que, más que por las puertas traseras, el espionaje podría producirse a través de mecanismos legales recogidos en el artículo 7 de la Ley Nacional de Inteligencia de la República Popular China.

El informe del gobierno británico indica que Huawei no ha abordado los problemas de seguridad recogidos en informes previos y asegura que Huawei no ha tomado las medidas necesarias para solucionar los defectos presentes en parte del software de su ingeniería.

Tras la publicación del informe, Huawei ha emitido un comunicado en el que asegura tomarse los resultados del informe “muy en serio” y que “los temas identificados por la Junta de Supervisión [dependiente de Londres] son una información visual de nuestro software y habilidades de ingeniería”, aseguran.

“La Junta de supervisión sólo puede asegurar de forma limitada que los riesgos para la seguridad nacional de Reino Unido provenientes de la implicación de Huawei en las infraestructuras críticas puedan ser convenientemente mitigados a largo plazo”, concluye el informe gubernamental.